martes, 14 de diciembre de 2010

Nancy, la perrita mágica (capítulo 1)


¡Buenos días a tod@s!

Hoy os traigo algo muy muy especial para mí. Este cuento fue creado a raíz de un regalo, el mejor que nunca tuve sin ninguna duda… ¿Queréis que os cuente cómo sucedió todo?

Acababa de terminar el verano, un verano feliz e inolvidable porque mis padres por fin me habían dejado tener algo que yo llevaba muchísimo tiempo pidiendo ¡una perrita!

Recuerdo como si fuera ayer a mi madre y a mí discutiendo sobre el nombre que le pondríamos a la perrita: Linda, Canela, Chispa, Luna… Al final, sin habernos puesto de acuerdo, fuimos a comprarla a una tienda de animales.
Había muchas perritas muy bonitas pero elegimos a una de color canela, preciosa, y cuál fue nuestra sorpresa cuando la dependienta le llamó: ¡Nancy, ven!
 

¡Tanto pensar nombres para nada! Como era un nombre bonito y original decidimos dejárselo.
Al volver al colegio entraba a 5º de primaria y mi maestra nos pidió a toda la clase hacer un cuento (larguito) de lo que quisiéramos; y cómo no, yo lo hice pensando un poco en la perrita tan deseada durante años…

 
Como supongo que queréis leer el cuento, podéis pinchar aquí para leer el primer capítulo de Nancy, la perrita mágica.

Aquí me despido, ¡saludos y hasta el próximo día!

6 comentarios:

Belén dijo...

¡Ey! ¿Y qué pasa con el final de la historia?
No nos puedes dejar así :P

Marina dijo...

¡Hola Belén! quedan 4 capítulos que iré poniendo poquito a poco...así os dejo con la intriga como en las mil y una noches jajajaja

Laleliloluh dijo...

Bonito nombre jajaja
¡Qué intriga!

Savia dijo...

Gracias por pasar por mi blog.

atractiva1982 dijo...

Hola, he conocido tu blog de casualidad. Muy graciosa la historia de Citroen. :)
Volveré por aqui, saludos!.

Marina dijo...

Hola atractiva1982, muchas gracias por comentar. ¡Me alegro de que te haya gustado la historia de Citroen!. Saludos

Publicar un comentario